Blogparade: las 10 cosas que, muy probablemente, no echaré de menos

¿Os acordáis del Blogparade de hace unos meses, donde contábamos las cosas que echaríamos menos de Alemania si nos fuéramos? Bueno, pues aquí llega la parte II, lo que no echaremos de menos.

Me ha costado escribir esta lista, no creáis, porque yo quería que fueran 13 puntos (cada uno lleva las supersticiones a su manera), pero sólo me han salido 10 y después de mucho pensar. Y es que a estas alturas no es ningún secreto que a mí de Munich me encanta hasta el clima.

En fin, he aquí mi lista, y por las dudas, que nadie se me ofenda por favor, ya conté las 13 cosas que echaría de menos, y como siempre digo, si de esta experiencia nos llevamos lo mejor de los dos países, triunfamos seguro.

Busán: pescado, compras (y zombies) en Corea del Sur


Dos entradas en dos semanas, ¡¡que siga el ritmo!!

Como continuación a mi viaje por Japón, la visita a Busan (la segunda ciudad de Corea del Sur, al sur del país, valga la redundancia) merecía una entrada individual.

Igual a algún friki (como nosotros!) le suena de esta película.

Más que nada, para no eternizarnos con la entrada anterior.












Japón: un montón de fotos y 13 curiosidades

castillo de Osaka, Japón
El castillo de Osaka
Los me siguen por Instagram (y por supuesto algunos más), saben que a primeros de mayo pasé unos días en Japón con mis padres, que tuvieron a bien patrocinar el viaje y dejarme acompañarles (después de que yo prácticamente me autoinvitara). Son las ventajas de tener unos padres generosos y viajeros, un marido entusiasta, unos hijos cada vez más independientes y unos suegros que se apuntan a un bombardeo con tal de echar una mano. Lástima que mi Hermanísima no se pudo apuntar. Así que lo primero, G R A C I A S a todos! 

Blogparade - 13 cosas que echaré de menos cuando me vaya de Alemania (¡si es que me voy!)

Ya sabéis que yo las listas las hago de 13 en 13, que bien sea por herencia familiar, por llevar la contraria o porque me da la gana, el 13 me gusta y punto. Así que voy a intentar no enrollarme mucho, para que nadie se me duerma por el camino.

Pero a lo que iba.

Los que me conocen saben que me encanta España, pero soy muy fan de Alemania y los alemanes y siempre digo que si consigo que mis hijos se lleven lo mejor de los dos sitios, habré hecho algo bien. Porque la espontaneidad española no es incompatible con la seriedad alemana. Y por eso sé que el día que me vaya de aquí, habrá un montón de cosas que echaré de menos, (seguramente más de 13).

Y así me uno al blogparade que Marta Modi, del blog La Libreta Roja, propuso hace unas semanas a todos los bloggeros hispanohablantes de Alemania que se quisieran unir (el plazo es hasta el 30/11, si a alguien le apetece).

La rentrée


Según el diccionario francés - español, la rentrée es el regreso, y supongo que por eso este término se usa para referirse a la vuelta al trabajo o a la rutina después de las vacaciones. Yo no vuelvo a la rutina (o bueno, sí, han pasado muchas cosas en mi vida desde mi última entrada, y todas buenas, pero de eso ya hablaremos!), pero sí al blog. Y es que he estado ocupada con otras cosas que, poco a poco, van dando sus frutos.

Crónica de un reencuentro

Los padres (español uno, argentino el otro) se conocieron desde hace más de 25 años, en Viena.

_DSC9021-alta

Una tarde en... Trieste

Trieste

Hace mucho que no publico una entrada de viajes (vaaale, hace mucho que no publico, punto!) y la verdad es que tengo unas cuantas en el tintero, así que vamos con Trieste, bellísima ciudad italiana al norte del Adriático, con mucha historia y preciosos monumentos, que visitamos hace ya casi un año, a la vuelta de nuestro viaje por Istria.
PrestaShop themes