Un paseo por Gijón

Yo tengo algo con Asturias. Quizás es que mis abuelos maternos eran asturianos (aunque no puedo decir precisamente que lo haya "mamado", mi abuela no era nada "ejerciente" y yo realmente no he conocido Asturias hasta después de casada), que me van los sitios verdes o que soy más de montaña que de playa (menos en verano!)... Me vuelvo loca con un buen pote asturiano y con el queso de Gamoneu y no me importa que llueva (aunque de todas las veces que he ido, que ya son unas cuantas, sólo ha llovido dos días... y muchas noches). Igual por eso soy feliz en Alemania, quien sabe! El caso es que desde que nos trasladamos no habíamos tenido la oportunidad de volver unos días a la tierrina y este año aproveché las vacaciones de Semana Santa para volver con los niños, que aunque el paisaje bávaro es parecido, en el fondo no tiene nada que ver.

Esta vez, como tantas otras, nos pasamos por Gijón, donde después de probar el helado de cabrales, comimos con Kiko e Isabel, que ya son casi como de la familia, y nos dimos un buen paseo con ellos:
_portada


Empezamos, como no, por la playa de San Lorenzo, que estaba preciosa con la marea baja por la mañana y alta por la tarde, después de comer.
Gijon_1

Seguimos por Cimadevilla, el casco histórico y antiguo barrio de pescadores, repleto de bares y sidrerías.
Gijón_2

El punto más alto de Cimadevilla es el Cerro de Santa Catalina, donde destaca el "Elogio del Horizonte", de Chillida, que se ha convertido en símbolo de la ciudad. Y sobre todo, las vistas quitan el hipo.
Gijón_3

Bajando por el otro lado se llega al puerto deportivo y a la plaza del Marqués, donde nos encontramos otra de las esculturas emblemáticas de la ciudad: el monumento a Don Pelayo, el primer rey astur.
Gijón_4

Y finalmente, volvimos a nuestro punto de partida, la playa de San Lorenzo.
Gijón_5

La pena fue no tener más días para poder ver a todos los amigos, nos dejamos gente importante por ver, pero el verano está a la vuelta de la esquina y ahí nos desquitaremos como es debido!

9 comentarios:

  1. Que fotos más bonitas!! Y Gijón promete!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, recuérdame que te pase un par de sitios para ir a cenar!

      Eliminar
  2. Me alegro mucho que disfrutases de la comida y del paseo .......y para no olvidarlo quedan estas estupendas fotos de recuerdo!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes como me acordé de ti, Montse, pero el tiempo era muy limitado! Un besazo

      Eliminar
  3. Desde luego que el norte es precioso, que maravilla de fotos!!!
    BLOG>FACEBOOK>TWITTER>INSTAGRAM>

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el norte es especial, gracias Marta, un beso fuerte!

      Eliminar
  4. Hay alguna foto que me dan ganas de pintarla! Bravo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito, Gijón! Yo soy gallega, pero gallegos y asturianos, primos hermanos.

    Me encantan las primeras dos fotos de la playa de San Lorenzo, ¡preciosa ella y preciosas las imágenes! ¿Te puedo preguntar con qué cámara u objetivo las has hecho? ¿Las has retrabajado o ese color tan bonito es natural? ¡Gracias! :)
    Me encanta la fotografía pero tengo caminito por recorrer todavía, jeje.

    Otra cosa, acabo de leer tu post "Mis hijos cenan con agua mineral" y me he partido de la risa. Hay que ver qué curioso es esto de adaptarse a las costumbres de un país, ¿no? Lo que para unos es tan natural y para otros, tan raro. Yo vivo en Francia y también me pregunto qué francesadas harán mis hijos el día que los tenga. Ya te contaré ;)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Iria! Ya me contarás las francesadas de tus hijos, que seguro que las tienen!!
      Sobre las fotos, las hice con una Nikon d7000 (la versión actual sería la d7200, creo), y sí que he procesado las fotos después, aunque la luz del norte es tan bonita que a veces no hay que hacer demasiado!

      Un abrazo!

      Eliminar

¡Gracias por tu visita!

PrestaShop themes