La magia de Internet

Como decirlo... me encanta Internet. ¡Estoy enganchada! Y muy especialmente las redes sociales. Gracias a Facebook, Flickr e incluso Linkedin...

- Mantengo el contacto con familia y amigos que están lejos (aunque la que está lejos soy yo!),
- Me he reencontrado con amigos de la infancia y he retomado amistades del pasado (algunas más intensamente que hace unos años!),
- He redescubierto gente muy interesante que en su día me pasó desapercibida,
- Y he hecho nuevas amiguitas... que es de lo que vengo a hablar hoy.

Hace casi tres años nacía Photographic Project, un proyecto formado por 20 mujeres de todo el mundo con un nexo común: la fotografía. Cada mes elegimos un tema y cada día publicamos una foto según la temática elegida. Pero lo bonito es que, más allá de las fotos que publicamos diariamente, hemos creado un clima de amistad que, de vez en cuando, traspasa la pantalla. Por ejemplo, en Navidad, cuando organizamos un amigo invisible y nos mandamos regalitos.

Regalitos

Este año mi amiga invisible fue Montse, a la que tuve la suerte de conocer en persona hará un par de años en su tierra, Asturias. Porque, como iba diciendo, a veces estas amistades "virtuales" traspasan la pantalla... (somos unas cuantas ya las que nos hemos puesto cara y voz) y es ahí cuando constatas que. además de un hobby, compartes muchas más cosas (como, por otra parte, ya intuías). Guardo un gran recuerdo de aquella tarde en compañía de Montse y Ángel, su marido y espero algún día no muy lejano volver a repetirlo.

20121220_AmigoinvisiblePhPr

Calendario

Montse, además de ser una bellísima persona, de esas que tienen "aura", es una gran fotógrafa y además hace maravillas en patchwork. Una felicitación hecha a mano que escondía un calendario maravilloso con sus fotos, y un cuadro de patchwork hecho por ella, todo eso me ha enviado. Os invito a visitar su blog para que la conozcáis un poquito mejor.

¡GRACIAS MONTSE!


Y como no creo que me de tiempo a pasar por aquí antes del día 24...

Felices fiestas

¡Despierta!

Ayer -el domingo- madrugué. Pero mucho, mucho (para ser yo y para ser domingo). Llevaba tiempo (básicamente desde que aterricé en Munich) queriendo acercarme al lago al amanecer para sacar fotos, pero siempre me vencía la pereza (o más bien el sueño).

Hasta que hace unas semanas, Alvaro Sanz (que a mí no me conoce de nada, pero yo sí a él, mataría por me encantaría poder asistir a uno de sus cursos!) convocó a media España y parte del extranjero a salir a fotografiar el amanecer. Yo no tuve claro hasta el último momento si salir o no... es verdad que estos días amanece relativamente tarde (sobre las 7h, mientras que en verano a las 5h ya es de día!) pero empieza a hacer un frío que pela y en la cama se está muy agustito... Como os podéis imaginar, en la cama no me quedé (si no no habría entrada). Aquí os dejo el resultado:

¡Despierta!

(esas manchitas son patos durmiendo).

¡Despierta!

¡Despierta!

Starnbergersee at dawn

Y la vista desde mi ventana al llegar a casa:

Despierta, desde casa

Experiencia genial salir al amanecer, si es cámara en mano, más. Llegué a casa llena de energía y ganas de hacer cosas. Repetiré, seguro!

PD. Amaneció un día maravilloso, con sol y cielo azul... unas horas después empezó a nevar, y nevar... y nevar...!! Y ahí seguimos, con más nieve que en Siberia y máximas de -7ºC para dentro de un par de días. Ay!

Primer fin de semana de adviento: de mercadillos y visitas sorpresa

Como muchos de vosotros sabéis, la semana pasada fue mi cumpleaños, y mis padres, compinchados con Gonzalo, decidieron darme la sorpresa de presentarse en Munich para celebrarlo conmigo. Mejor regalo, imposible, porque además mi padre y yo cumplimos los años el mismo día, así que han sido muy pocos los años que no lo hemos celebrado juntos (me salen 3 contando el año pasado). ¡¡¡¡Felicidades Papi!!!!

Gonzalo llevaba semanas avisándome de que este año mi regalo iba a ser muy especial pero el tío guardó el secreto hasta unos pocos días antes (lo justo como para darme tiempo a adecentar un poco todo esto, jajaja!) ;)

Además la visita coincidió con el primer fin de semana de adviento y con las primeras nevadas importantes (sin contar la de la entrada anterior, que fue en octubre), así que tuvimos un tiempo perfecto para disfrutar de los mercadillos de navidad que estos días inundan Alemania. Y es que, en mi humilde opinión, la navidad, o mejor dicho, el adviento, es una de las épocas más bonitas para visitar Alemania en general y Munich en particular. Cada barrio, cada pueblo, tiene su mercadillo;  unos más grandes, otros más pequeños, unos más especiales que otros, pero todos con encanto, especialmente al caer la noche (lo cual no es difícil, teniendo en cuenta que a las 17h es noche cerrada), y si es con nieve, mejor.

¿Y qué se hace en los mercadillos? Pues aparte de pasear, disfrutar del ambiente y ver los puestos de artesanía, es imprescindible tomarse un(os) Glühwein, vino caliente con especias, que entra divinamente cuando aprieta el frío!!! (Los alemanes saben lo que hacen, creedme.)

DSBad Tölz

Y para acompañar, una variada oferta gastronómica "a la alemana" (salchichas de todo tipo, flammküchen -una especie de pizza deliciosa-, Kartoffelpuffer -patatas ralladas y fritas en forma de tortita... mmm... me encanta esta comida basura!)

20121201_BadTölz

20121201_BadTölz_2

(para los niños también hay ponche sin alcohol. Pero aunque por la foto no lo parezca, parece que sólo le gustó a Olivia).

Pero no sé porque me enrollo tanto, yo venía a hablar de mi regalo de cumpleaños, así que aquí dejo algunas fotos de estos días. Y los mercadillos, si eso, los dejamos para otra entrada...

El río Isar a su paso por Bad Tölz (este pueblo me encanta)

Bad Tölz

Bad Tölz

Una vista de Rottach-Egern, un pueblecito a orillas del Tegernsee al que seguro volveremos, porque creo que se ha convertido en nuestro sitio favorito de Baviera -hasta la fecha-

Rottach-Egern

(y donde, por cierto, nos tomamos los mejores Kaiserschmarrn de la historia!)

Y la familia al completo:

20121201_BadTölz_3

Oui, c'est moi.

Feliz fin de semana!
PrestaShop themes