Mostrando entradas con la etiqueta die Wiesn. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta die Wiesn. Mostrar todas las entradas

Die Wiesn

La semana pasada volvimos al Oktoberfest, o mejor dicho, como dicen aquí, al Wiesn (la pradera. Nadie lo llama Oktoberfest). Fuimos el último día, lunes, fiesta en Alemania, por lo que en teoría no iba a haber turistas e íbamos a poder pasear tranquilamente. En teoría. En la práctica quizás no había turistas italianos, ni españoles, pero debía estar como mínimo media Alemania ahí metida, o todos los pringados que tuvieron la misma idea que nosotros (que fueron muchos).

La que estaba empeñada en volver era yo. Se me antojó hacer fotos de la noria y la primera vez que fuimos sólo conseguimos llegar al tiovivo. Así que era ahora o nunca. Los que conocéis a mi marido sabéis lo que le gustan las aglomeraciones... podéis imaginaros su cara de felicidad mientras avanzábamos entre la muchedumbre intentando no perder ningún niño y no atropellar a nadie con la sillita de Olivia. Y mientras yo con la cámara intentando sacar alguna foto del ambientillo (fue difícil, las que saqué, casi todas para tirarlas a la basura, aunque me atreví con algún robado y... ¡me pillaron!). Así que llegados a un punto digamos que los chicos estaban taaan en su salsa que prefirieron hacer una parada técnica en literalmente "cualquier sitio" con objeto de que yo pudiera atravesar tranquilamente las hordas de gente para llegar a la dichosa noria. Porque si no saco la foto, reviento. De ninguna manera podía esperar al año que viene!

Desde abajo

¡¡¡Pillada!!!

Vestida para la ocasión / Dressed for the occasion

DSC_5699_MCP_MiniFusion_web

Noria

La noria

Así que espero que el resultado haya merecido la pena. La jornada terminó, como no, con un homenaje por parte de Olivia (empieza a ser tradición en este blog terminar con Olivia comiendo), esta vez en forma de bretzel gigante... Y es que los cinco nos hemos hecho adictos a los bretzels y ya nos las damos de entendidos y todo. Éste en concreto dejaba bastante que desear, como era de esperar...)

Olivia y su bretzel

(no me preguntéis por qué el cielo sale de distinto color, las dos fotos las saqué con un intervalo de ¿5 segundos? y el procesado es el mismo. ¿?)

Edito: para los que vieron ayer Madrileños por el Mundo, este post estaba preparado desde antes! Vamos, que los de Telemadrid y yo tuvimos telepatía!!