Crónica de un reencuentro

Los padres (español uno, argentino el otro) se conocieron desde hace más de 25 años, en Viena.

_DSC9021-alta

Una tarde en... Trieste

Trieste

Hace mucho que no publico una entrada de viajes (vaaale, hace mucho que no publico, punto!) y la verdad es que tengo unas cuantas en el tintero, así que vamos con Trieste, bellísima ciudad italiana al norte del Adriático, con mucha historia y preciosos monumentos, que visitamos hace ya casi un año, a la vuelta de nuestro viaje por Istria.

De como tuvimos perro... y un pequeño flashback

Nunca olvidaré aquel sábado, hará unos 31 o 32 años, cuando mis padres nos dejaron a mi hermana y a mí en casa de mi abuela materna y se fueron a La Vaguada con mis abuelos paternos, que por aquél entonces vivían en Badajoz y habían venido de visita.


Matachel

La colección (una entrada muy picante)

Nos gusta el picante. No a todos por igual, pero hasta Olivia empieza a hacer sus primeros pinitos con los chiles. El marido es adicto y su primogénito ha salido a él. A Rodrigo le costó un poco más, pero ahí va. Y a mí me empezó a gustar hace relativamente poco, en un viaje a México con amigos, ¡adaptarse o morir!

He aquí pues, mi particular homenaje a nuestra colección de picantes, que está en constante crecimiento y evolución:

La colección / The collection

Reflexiones y paisajes invernales

IMG_4828 1

Llevo siglos sin pasar por aquí, no por falta de ganas, si no por falta de tiempo. Y no es que sea precisamente la mujer más ocupada del mundo, pero no sé qué pasa entre septiembre y las Navidades, que parece como si la tierra girase más rápido y los días durasen menos. El caso es que entre unas cosas y otras nos hemos plantado a finales de enero y ya ni vienen a cuento ni las felicitaciones ni los propósitos de año nuevo. Porque además, en mi caso, nada como pregonar un propósito a los cuatro vientos para no cumplirlos.
PrestaShop themes