Ratisbona (o la segunda visita)

Dice Fernando que al ritmo al que vamos, "la Baviera" se me va a acabar en breve. Pero yo digo que todavía hay muchas cosas que ver y también que hay que aprovechar estos días de sol tan estupendos que no deben ser tan habituales por estas fechas (cruzo los dedos... ¡ya podría estar nevando!). Más adelante, cuando hayamos terminado con Baviera (o ella con nosotros), repetiremos, pero en distinto orden.

El caso es que, hace un par de fines de semana, le tocó el turno a Regensburg (Ratisbona en español), donde llegamos muy bien acompañados... En nuestra línea, no preparamos el viaje, lo teníamos en la lista de "sitios que visitar" y poco más. Ni si quiera sabíamos que el Danubio pasa por allí!!! Ni que es Patrimonio de la Humanidad desde 2006. Ratisbona es una preciosa ciudad medieval con un casco antiguo delicioso, su propia catedral y lo mejor, unas vistas de morirse desde el Danubio.

Ratisbona

Ratisbona

Ratisbona

Over the river

En el puente intentamos foto de familia, pero entre que uno no se quería poner (manías que tienen, oye), que la otra salía con los ojos cerrados... fue imposible, un desastre, vaya.

Los niños por supuesto, con su patinete (insisto: ¡¡¡genial invento!!!) y aunque se quejaron repetidamente (ejem...) del suelo empedrado, tuvieron incluso tiempo de tomarse un heladito al volante:

Regensburg 1

Después de comer incluso nos dio tiempo a hacer un poco el ganso con las hojas:

Jugando con las hojas 1

Jugando con las hojas 2

Y hasta me dejaron bajar al río a hacer "la" foto sin protestar (¡menos mal que estaban los abuelos!):

Desde el otro lado del Danubio

En el puente

En el próximo post, la segunda parte de la segunda visita... con foto de familia incluida (alguien tenía que hacer la foto, así que, por las dudas, ya adelanto que YO no salgo!!)

En casa de Wickie el Vikingo

¿Sabíais que Wickie el Vikingo no era sueco, sino alemán? Es que pasamos por su pueblo, Wickiedorf, hace unos días. La serie de dibujos de los 70 era alemana, y la película se rodó muy cerca de aquí, en el Walchensee (¿el lago Walchen?). A tal efecto se construyó un minipoblado que se puede visitar. Así que nos sacamos una foto delante de la casa de Halvar (el padre de Wickie)

La casa de Halvar

Y también en casa de un vecino:

Wickiedorf

Antes de eso paramos por el encantador Kochelsee (¿Lago Kochel?) La bruma estaba todavía sobre el lago y la vista era espectacular (aunque me quedo con "nuestro" lago... hasta ahora para mí es insuperable), así que aprovechamos para sacarnos unas fotos de familia:

Vista del lago


Kochelsee

(aviso que es la primera vez y probablemente la última, que me saco a mí misma!!)

No hacía tanto frío como parece... es que mis hijos son unos noveleros y tenían ganas de estrenar las "bragas" y orejeras del Aldi.

Y después cogimos un teleférico y subimos a ver las vistas desde arriba:

Mirando el paisaje

No hay fotos de las vistas porque, entre nosotros, no hacen honor a la realidad. Las vistas desde arriba eran, en dos palabras, im-prezionantes. Definitivamente voy a tener que hacer un curso de fotografía de paisajes!

Comimos en una cabaña en lo alto de la montaña, hacía un día precioso así que nos quedamos en la terraza. Por supuesto, hubo momento Bretzel, aunque Olivia ya comparte:

Momento Brezel

Y finalmente nos dimos un paseíto -con siesta en la hierba incluída- para bajar la comida. Por supuesto, la siesta no la documenté!!

Hermanos

Fue una excursión deliciosa, en todos los sentidos ;-)

Dos añitos

Pues sí, dos añitos cumplió Olivia la semana pasada. Es un tópico, pero hay que ver como pasa el tiempo! Quien nos iba a decir que lo íbamos a celebrar aquí. Como era el lunes después de nuestro fin de semana exprés en Madrid no tuve tiempo de preparar gran cosa y teniendo en cuenta que lo íbamos a celebrar los cinco solos y que la pobre todavía no se entera... opté por lo más fácil, una mini tarta-muffin con pepitas de chocolate y a correr!!

20111024_Cumpleaños Olivia_web

Feliz Cumpleaños

Y viendo las fotos seguro que os preguntaréis, ¿dónde estaba Gonzalo? Pues si no recuerdo mal estaba hablando por teléfono. ¿Y dónde estaba Fernando? Pues estaba volviendo del trabajo. ¿Y por qué tanta prisa? Pues porque aquí se hace de noche enseguida y había que aprovechar los últimos rayos de sol!!! Es lo que tiene ser un poco friki de las fotos... Y eso que aún no habían cambiado la hora... ahora que sí la hemos cambiado amanece poco después de las 6 (¡¡¡y nosotros sin persianas!!!), y anochece pasadas las 17.30. Eso ahora, veremos qué tal en diciembre. No me extraña que los alemanes sean tan madrugadores.
PrestaShop themes