Aquí sí hay playa

Dicen "los de Munich" que el lago de Starnberg es la playa de Munich. Y no andan desencaminados. Lo que no saben (o igual sí, no se lo he preguntado) es que cuando suben las temperaturas y esto se llena de "turistas", los de Starnberg salimos despendolados a otros lagos menos concurridos.

Este año el calor se ha hecho esperar, y hasta hace un par de fines de semana no pudimos ponernos a remojo como es debido, a pesar de que "sólo" estábamos a unos 26 o 27 grados (lejos de esos 40 y pico que hay en algunas zonas de España, je je). Como os podéis imaginar, los niños lo cogieron con tremendas ganas; el año pasado a estas alturas en la piscina ya casi nos conocían, pero este año, salvo una extraña semana en la que pudimos que ir un par de días a "la playa", ni el tiempo ha acompañado, ni tampoco las circunstancias (niño con muñeca escayolada y agua no son muy compatibles).

Así que en cuanto pudimos cogimos los bártulos y nos fuimos de picnic al Wörthsee, que es uno de los cinco lagos que hay por esta zona (en realidad son unos cuantos más, pero la llaman "Fünfseenland", o región de los cinco lagos).

Bolonia: en busca del canelón perfecto

Por si no lo sabéis, a Rodrigo le gustan los canelones. Pero mucho, mucho!! Así que uno de sus objetivos particulares cuando pisó por primera vez a Italia era hincharse a canelones. O en su defecto, a lasaña. ¿Y qué mejor sitio que Bolonia, cuna de la salsa más famosa del mundo? (eso sí, no nos confundamos, allí la llaman "ragú a la bolognese", eso de salsa boloñesa es para turistas!)

El caso es que al final no encontramos ningún sitio en toda Italia donde sirvieran canelones. Bueno, sí, en Bolzano, donde paramos a la vuelta, pero ese día no tenían!!!! Resulta que, aunque es un plato italiano, no es precisamente en Italia donde más se consume... Si no, curiosamente, en España en general y en Cataluña (donde al parecer es un plato típico ¿?) en particular, como resultado de siglos de comercio con el sur de Italia.

Pasando el rato: Olivia en blanco y negro

... otra microentrada, con la excusa de mi foto para Litel Pipol esta semana...

Olivia

Y es que no sé si es amor de madre o realidad, Olivia es guapa y fotogénica, y aunque estas fotos tienen algún que otro fallo (no seré yo quien diga cuales!), no podía dejar que acumularan polvo en el disco duro.. (Curiosamente el año pasado publiqué por estas fechas una entrada parecida, con una sesión que hicimos una tarde... podéis verla aquí, ahora es un año mayor pero sigue siendo igual de guapa y gesticulera!)

Olivia

Olivia

Olivia

Olivia

Olivia

Y bien, ¿es amor de madre, o no es la niña más bonita del mundo?

PrestaShop themes