Mostrando entradas con la etiqueta esquí. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta esquí. Mostrar todas las entradas

La mejor semana del año

(al menos hasta ahora!)

Llevo casi dos semanas para escribir esta entrada: o los días cada vez duran menos o yo me complico cada vez más, el caso es que necesitaría, calculo yo, 32 o 33 horas diarias en lugar de 24 para que me diera tiempo a todo.

Porque además esta es una entrada larga, ya os lo aviso, mejor os preparais una taza de café (o en su defecto té) y os sentais cómodamente porque hay una jartá de fotos (que me han tenido de lo más entretenida y de ahí parte del retraso).

La ingente cantidad de fotos se debe a que desde la última vez que actualicé (hace tiempo que perdí la noción del tiempo) estuvieron por aquí mis papis :) Y como además por fin es primavera (en El Corte Inglés y en Munich, en España creo que nos han adelantado y se acercan peligrosamente al verano) pudimos aprovechar para hacer un montón de cosas (y un montón de fotos) y resultó ser una semana estupenda, redonda y entrañable.

Semana de carnaval (brindando por la Amistad)

No, este post no va de disfraces ni nos vais a ver con peluca (compré un par, pero resultaron ser un fiasco. A 3€ la peluca, ya me diréis...) El título viene porque la semana de carnaval coincide con la semana blanca... y es una excusa como otra cualquiera para que los niños tengan vacaciones (conste que me gusta mucho más este sistema escolar con muchas semanas de vacaciones intercaladas en lugar de tres meses en verano del tirón).

A lo que íbamos, aquí el carnaval (Fasching) se celebra por todo lo alto y hay tradiciones curiosas, como el Weiberfastnacht, el carnaval de las mujeres (este año fue el jueves 16), que es el día que a las 11:11 las mujeres se lanzan a las calles para cortarles la corbata a los incautos que la lleven puesta (no cunda el pánico, Fernando volvió a casa con su corbata intacta... aunque sospecho que el año que viene irá de sport!). En realidad esto es típico de Colonia, en Munich el espectáculo está más bien en el Viktualienmarkt, donde las "tenderas" se disfrazan y hacen un baile el martes de carnaval.

De mi obsesión con la nieve y nuestras primeras clases de esquí

Este post va de nieve. Y es que, qué le vamos a hacer, estoy con el síndrome de la primera vez, así que cada vez que nieva me emociono tanto o más que los niños. Está todo taaaan bonito... Es verdad que la belleza de la nieve dura básicamente lo mismo que la nevada, es decir, en cuanto deja de nevar y pasan las máquinas quitanieves y se derrite la nieve de los árboles y las aceras están pisoteadas y los muñecos de nieve medio derretidos... deja de ser tan ideal... pero a mí me sigue gustando igualmente... y qué narices, es mi primer invierno aquí y ha nevado tan poquito que no me ha dado tiempo a aburrirme.

Total, que la semana pasada "me empapé" de nieve y mucho me temo que vosotros, después de leer este post, os vais a "jartar"!

El sábado los niños y yo tuvimos nuestra primera clase de esquí (no, Fernando no vino, alguien tenía que quedarse cuidando a Olivia... pero tranquilos, ya se lo cobrará, ya...) De ese día no hay fotos porque... me olvidé de la cámara! Pero sí me atreví a sacar el móvil un par de segundos antes de que se me congelara la mano:

Biberwie

Bonito, ¿verdad?

El domingo, aprovechando que hacía un día espectacular (de sol y nieve!) nos fuimos a Blomberg (al lado de Bad Tölz, que, por cierto, es un pueblo precioso, pero mejor os lo enseño otro día). Hay unas pistas increibles para lanzarse en trineo. Sólo diré que estamos buscando babysitter para poder ir sin niños... (¿algún voluntari@???) Esta vez tuvimos que quedarnos "abajo" porque la pista de verdad no era muy recomendable para ellos... 30 minutos de bajada en trineo, wow!!!!! Aún así lo pasamos de miedo (aunque la pobre Olivia no se animó... y no sería porque no lo intentamos!):

Trineando en Bad Tolz

(quien encuentre a mis chicos en las fotos de la izquierda tiene premio!)

La semana transcurrió tranquila hasta que... ¡volvió a nevar! Y entonces todo se puso así de bonito:

Snow

Snow

Snow

Y al anochecer se veía más o menos esto desde la cocina (juro que estaba anocheciendo, cosas del Photoshop y el balance de blancos...):

DSC_7589_MCP_MiniF

Finalmente (en lo que respecta a la semana pasada) el sábado volvimos a tener clase de esquí. El tiempo estaba regular -no paró de nevar- y a los niños ni les vi, pero me había llevado la compacta y pude sacar alguna foto para el recuerdo:

Ehrwalder

Ese día, además, bajé mi primera "montaña" (aunque mi estilo es "manifiestamente mejorable", todo llegará!!!)

Lo dicho... feliz semana!!