La ruta de los cuentos de Hadas, Capítulo 2

Cuando nuestros viajeros se despertaron en el pueblecito de Alsfeld y miraron por la ventana, creyeron que estaban en la casa de la mismísima Caperucita Roja, ya que al parecer los Grimm se inspiraron en el traje típico de esta zona para escribir este cuento.

Después de disfrutar de un copioso desayuno en la acogedora posada, y de charlar un rato con el posadero, se dispusieron a explorar sus callejuelas de cuento... Aviso: si tenéis que hacer algo, dejadlo para luego. Poneos cómodos, tomaos un café si eso, y tened paciencia, porque vienen muchas, pero muchas fotos...

Alsfeld
Alsfeld_3
Alsfeld_4


El Altes Rathaus (el antiguo Ayuntamiento), uno de los más espectaculares de Alemania, es sólo uno de los alicientes para visitar este pintoresco pueblecito. Sus calles medievales, sus casitas de madera con las paredes torcidas (no soy yo, no es la cámara, son las paredes, que están torcidas!) bien merecen la pena una visita (¡o las que hagan falta!).

El día fue largo, y a nuestros incansables viajeros les dio tiempo a ver muchas cosas más. Como Alsfeld era pequeñito, en un rato lo habían visto entero, así que pusieron rumbo a Bad Hersfeld, cuna del Sastrecillo Valiente, ¿os acordáis del cuento? En sus ruinas románicas se celebra un famoso festival de verano, pero como nuestros protagonistas fueron en otoño, esa parte se la saltaron.

Bad-Hersfeld_1

En su afán por no perderse nada, hicieron una parada técnica en Kassel, conocida en todas las guías como "la capital de los cuentos de hadas, principal parada de la ruta, donde los Grimm publicaron sus historias" y bla bla bla. El padre, que hacía poco había estado allí por trabajo, insistía en que en Kassel no había nada que ver. Pero la madre, empeñada en hacer caso a las guías, se puso un poco pesadita (vamos, que si no va a Kassel revienta!) Y resultó que por una vez el padre tenía razón, hasta el punto de que de Kassel... no hay fotos. No es que sea feo, todo lo contrario, es una ciudad muy agradable, pero al lado de Alsfeld y demás villas medievales... ni color. Así que ya sabéis, queridos lectores, no hagáis caso de las guías. Es más, no me hagáis caso a mí tampoco, porque igual resulta que Kassel tiene algún lugar secreto que nos dejamos sin ver... en cuyo caso... ¡venid a contármelo!

Después de comer se dirigieron al pueblo de Hannover-Münden, que en realidad no pertenece a la ruta de los cuentos, pero cuando veáis las fotos entenderéis por qué aquí sí merecía la pena parar. Esta pequeña ciudad amurallada, con su puente de más de 650 años de antigüedad y sus más de 700 casas de madera entramada, parece seguir anclada en un pasado lejano y oscuro...

Munden_1

Finalmente, los protagonistas de esta historia pusieron rumbo al Castillo de Sababurg, situado en medio del bosque encantado de Reinhardswald y donde, según cuenta la leyenda, una bella princesa durmió durante 100 años esperando que el beso de un príncipe rompiera el hechizo... Pero esa historia la contaremos la semana que viene, porque nuestros viajeros terminaron el día dando un paseo por el hermoso zoo de Sababurg, le más antiguo de Europa, (sí, les dio tiempo a ver anochecer desde el zoo, son estos chicos además de madrugadores son todo terreno), e incluso a acariciar a un pingüino, antes de hacer noche en la fortaleza de la Bella Durmiente...

Zoo-Sababurg

Y con esto y un bizcocho, nos despedimos hasta la semana que viene. No sin antes dar las gracias a los que hayan llegado hasta el final... (¡que levanten la mano los que hayan llegado hasta aquí!)Aunque no os lo creáis, todo esto lo hicimos en un día, y nos dio tiempo a comer y todo. ¡Menos mal que en Kassel no hice fotos!

La primera parte del viaje (Steinau y Lauterbach), aquí.

16 comentarios:

  1. Me encanta hacer turismo con una guía tan buena y unas fotos tan atractivas!!! Preciosa tu ruta de los cuentos... Veo que está "sólo" a 4 horas de Bruselas, donde vivo, así que igual algún fin de semana largo me animo a hacerla!!
    Un beso y sigue contándonos historias tan bonitas... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La ruta merece la pena, anímate!!! Un beso y gracias por pasarte! :)

      Eliminar
  2. Que chulo el pueblito!
    Ya lo googleé, ya lo anoté y considerando que el marido ya compró el Lonely Planet de Alemania (fanático de los Lonely Planets), se lo soltaré en una noche acojedora para que no le dé tiempo de pensar mucho y planeemos un fin de semana de escape.
    Y a ver si las fotos me quedan mitad de chulas que las tuyas! ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, vas por el buen camino!!! Espero que os guste, y estoy segura de que tus fotos serán iguales o mejores que las mías!

      Eliminar
  3. Yo quiero ir... que bonito... esas cortinas de caperucita.. ay que chulo y que fotones!

    ResponderEliminar
  4. Una servidora q levanta la mano;)). Me encantan tus fotos!!

    ResponderEliminar
  5. Ana, me muero de ganas de hacer un viajecito por esa zona. Adoro esas casas con los entramados de madera.Ya quiero que sea la semana que viene para ver la fortaleza de la Bella Durmiente. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo llegará!!! Está muy cerca del aeropuerto de Frankfurt, así que no tenéis excusa! Besos mil!

      Eliminar
  6. Yo llegue hasta el final y te seguiría leyendo y mirando fotos! Además, en abril viajaremos a Alemania así que me vienen muy bien los datos de pueblecitos pintorescos! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, me alegro de que te haya servido, un abrazo!

      Eliminar
  7. Gracias Ana por poder trasladarme a lugares tan preciosos y con tanto encanto!!
    Llegar hasta el final fue un delicia......así que a esperar la siguiente entrega :)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado Montse, muchos besos!

      Eliminar
  8. El palacio Wilhelmschloss y su parque son patrimonio de la Unesco desde 2014 -en kassel-.
    La orangerie y su parque tampoco tiene nada que envidiar. El centro es horroroso, tienes razón, pero la próxima vez te informas bien, porque el centro de la cuidad no tiene porque ser bonito si los palacios de su alrededor lo son...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu comentario, aunque yo no he dicho que el centro sea horroroso, si no todo lo contrario. Me pareció una ciudad de lo más agradable, pero nada más, sobre todo si lo comparamos con otros pueblecitos de cuento. El palacio y el parque no los vimos porque preferimos irnos a Hannover Münden, ese día teníamos un programa muy apretado y no nos daba tiempo a mucho más. Pero lo anoto para la próxima vez, un saludo!

      Eliminar

¡Gracias por tu visita!

PrestaShop themes