Aquí sí hay playa

Dicen "los de Munich" que el lago de Starnberg es la playa de Munich. Y no andan desencaminados. Lo que no saben (o igual sí, no se lo he preguntado) es que cuando suben las temperaturas y esto se llena de "turistas", los de Starnberg salimos despendolados a otros lagos menos concurridos.

Este año el calor se ha hecho esperar, y hasta hace un par de fines de semana no pudimos ponernos a remojo como es debido, a pesar de que "sólo" estábamos a unos 26 o 27 grados (lejos de esos 40 y pico que hay en algunas zonas de España, je je). Como os podéis imaginar, los niños lo cogieron con tremendas ganas; el año pasado a estas alturas en la piscina ya casi nos conocían, pero este año, salvo una extraña semana en la que pudimos que ir un par de días a "la playa", ni el tiempo ha acompañado, ni tampoco las circunstancias (niño con muñeca escayolada y agua no son muy compatibles).

Así que en cuanto pudimos cogimos los bártulos y nos fuimos de picnic al Wörthsee, que es uno de los cinco lagos que hay por esta zona (en realidad son unos cuantos más, pero la llaman "Fünfseenland", o región de los cinco lagos).

Los adultos no pasamos de la rodilla, y eso que el agua no estaba tan fría como podría parecer... pero los niños disfrutaron de lo lindo!

Wörthsee

Wörthsee

Wörthsee

Wörthsee

Wörthsee

Que nadie me diga que están flacos porque, como se suele decir, a estos niños más vale comprarles un traje que invitarles a comer! Hemos pasado de las ensaladas de pollo a los bocatas de huevo frito, pero ni por esas. Claro que yo creo que están mejor así, ya tendrán tiempo de engordar.

Después nos acercamos a tomar un helado a Herrsching, un pueblecito a orillas del Ammersee, otro de los "cinco lagos", que nos encanta, por la vidilla que tiene y lo bien aprovechado que tienen su cachito de lago... en realidad lo que es el pueblo-pueblo apenas lo conocemos, pero el paseo marítimo es un gran sitio para pasear en verano.

20130714_1

Y después del helado, cayó otro bañito en una de las múltiples "calas" que salpican el paseo "marítimo" del pueblo...

Ammersee

Wörthsee

Ammersee

Ammersee

Summer, at last!

Ammersee

¿Quién quiere piscina, teniendo lagos de aguas cristalinas? Cerramos el día en la tirolina del parque de Herrsching, donde ¡¡por fin!! le pillé el truco al panning (lo había intentado varias veces el año pasado, pero no tuve mucho éxito)..

DSC_6528_edit

Y es que, en primavera y verano, si tenemos suerte y el tiempo acompaña (lo cual no siempre ocurre), esto se parece bastante al paraíso en la tierra, ¿no os parece?

Bolonia: en busca del canelón perfecto

Por si no lo sabéis, a Rodrigo le gustan los canelones. Pero mucho, mucho!! Así que uno de sus objetivos particulares cuando pisó por primera vez a Italia era hincharse a canelones. O en su defecto, a lasaña. ¿Y qué mejor sitio que Bolonia, cuna de la salsa más famosa del mundo? (eso sí, no nos confundamos, allí la llaman "ragú a la bolognese", eso de salsa boloñesa es para turistas!)

El caso es que al final no encontramos ningún sitio en toda Italia donde sirvieran canelones. Bueno, sí, en Bolzano, donde paramos a la vuelta, pero ese día no tenían!!!! Resulta que, aunque es un plato italiano, no es precisamente en Italia donde más se consume... Si no, curiosamente, en España en general y en Cataluña (donde al parecer es un plato típico ¿?) en particular, como resultado de siglos de comercio con el sur de Italia.

Bolonia no entraba en nuestros planes más inmediatos, pero como ya conté aquí y aquí, mientras el sur de Alemania se inundaba, el norte de Italia no quería ser menos, así que el segundo día de viaje nos vimos obligados a improvisar una vez más. Cambiamos Venecia por Bolonia, que nos quedaba un pelín más al oeste (hora y media de ná) pero donde lucía el sol, y nos quedamos tan anchos.

Y como Bolonia no estaba prevista, pues claro, no habíamos planificado nada, así que nos dejamos sorprender. Sabíamos que era una ciudad bonita y turística, y de hecho, estaba en esa interminable lista de sitios a donde ir, pero tengo que confesar que fue mi parada preferida del fin de semana. Sí, Venecia es maravillosa... y os la enseñaré (mi Venecia) más adelante... pero yo ya había estado y sabía a lo que iba (¿y quien no, si debe ser la ciudad más cinematográfica junto con NY?). Y Bolonia, sin embargo, me sorprendió.

Quiero volver a Bolonia, pero esta vez con más tiempo, para saborearla bien. Además, investigando sobre la marcha nos enteramos de que es conocida por su gastronomía (hay vida más allá de la salsa boloñesa) y hay un par de templos gastronómicos de esos que hay que reservar con semanas de antelación y que trataremos de visitar la próxima vez que nos acerquemos esta preciosa ciudad...

El corazón de Bolonia es la Piazza Maggiore, donde empezamos y terminamos nuestro paseo.

Bolonia

Bolonia

Bolonia

20130531_Bolonia_3

Entre Via Clavature y Via Pescherie Vechie está el mercado, uno de los más antiguos de Italia.

Bolonia
Bolonia

Si hace un par de años me dicen que se me iban a saltar las lágrimas viendo una pescadería "de verdad" como esta de Bolonia... triste pero cierto! Alemania ha conseguido lo imposible: que le pida pescado a mi madre cada vez que vuelvo a España.

Las Torres de los Asinelli y Garisenda son el emblema de la ciudad. La Torre Asinelli se puede visitar, estoy segura de que desde arriba hay unas magníficas vistas de la ciudad... pero los pies no daban para más... (ojo, dice una leyenda que sólo debes subir si ya eres licenciado... de lo contrario no te graduarás!)

20130531_Bolonia_5

Por supuesto, no faltó un paseo por el barrio universitario...

Bolonia

Da gusto perderse en esas calles medievales, disfrutando de los pórticos que cubren las aceras (y si llueve, no te mojas!!)

20130531_Bolonia_2
Bolonia
20130531_Bolonia_4
Bolonia
Bolonia
Bolonia

Bolonia no es tan espectacular como Venecia o Florencia, ni tan turística como Verona. Tampoco tiene la historia de Roma, o las tiendas de Milán. Yo diría que es la gran desconocida. Pero tiene el encanto especial de las ciudades universitarias, la lasaña boloñesa y el segundo casco medieval más grande de Europa, después de Venecia (ahí es nada!) Definitivamente, ¡¡hay que volver!!

Pasando el rato: Olivia en blanco y negro

... otra microentrada, con la excusa de mi foto para Litel Pipol esta semana...

Olivia

Y es que no sé si es amor de madre o realidad, Olivia es guapa y fotogénica, y aunque estas fotos tienen algún que otro fallo (no seré yo quien diga cuales!), no podía dejar que acumularan polvo en el disco duro.. (Curiosamente el año pasado publiqué por estas fechas una entrada parecida, con una sesión que hicimos una tarde... podéis verla aquí, ahora es un año mayor pero sigue siendo igual de guapa y gesticulera!)

Olivia

Olivia

Olivia

Olivia

Olivia

Y bien, ¿es amor de madre, o no es la niña más bonita del mundo?

PrestaShop themes