Desconexión y paisajes italianos: el lago di Garda (primera parte)

Que este invierno ha sido el más largo de la historia no creo que a estas alturas sea ninguna novedad para nadie. Por si eso fuera poco, también ha sido (por lo menos por aquí) el más oscuro que se recuerda. Y, como no, tema estrella de conversación, superado últimamente por "¿eso de ahí es el sol?". Hasta hace sólo unos días, mirabas por la ventana y aún quedaban montoncitos (o montonazos, según se mire) de nieve despistados... es más, seguro que aún queda alguno. Y es que, según dicen por aquí, "April macht was er will", o sea, abril hace lo que quiere, lo que viene a significar que hemos cambiado la nieve por lluvia-cincominutosdesol-máslluvia-parecequevuelveasalirelsol...- y así sucesivamente... siempre tocando madera, porque el año pasado la última nevada fue el día 8 de abril, y ya sabemos que abril se sale siempre con la suya...

Menos mal que al final de nuestra hibernación forzosa, maridín et moi tuvimos la oportunidad (que nos apresuramos a coger al vuelo, no fuera que alguien cambiase de opinión!) de escaparnos un fin de semana sin niños (yuhuuuu!). Elegimos el Lago de Garda, principalmente por su fama de soleado y de "playa de Baviera". Muchos teutones veranean por esta zona, y no me extraña, porque debe ser lo más parecido al mar en 400 kms a la redonda.Y con clima mediterráneo.

En vista de la ausencia de niños protestones ("Mamá, qué pesadaaaa con las fotos!") me pude explayar a gusto, así que mucho me temo que esto da para dos o más bien tres entradas a lo "folleto turístico". Porque visitamos tantos pueblos (7 concretamente, más Verona, que merece su propia entrada) e hice tantas fotos que no me caben todas en una sola. Eso sí, retratos (y autorretratos) casi ninguno. Ooops! Ya subsanaremos eso más adelante.

A título informativo: el Lago de Garda queda a unos 400 kms de Munich. No es grande, es inmenso (el más grande de Italia), tipo mar, y está rodeado de pueblecitos medievales y perfectamente cuidados, todos ellos con su pequeño puerto, sus heladerías, sus tiendas de productos italianos, sus trattorias, sus civilizados turistas alemanes... ay, qué ganas de volver!

Primero, ya que me pongo en plan folleto turístico, un pequeño croquis de nuestro itinerario (faltan pueblos, claro, no nos dio tiempo a verlos todos):

Mapa Gardasee polaroid
20130322_Malcesine
En Malcesine paramos a comer, a pie de playa, como quien dice. La pasta nos supo a gloria y nos encantaron sus callejuelas estrechas y pintorescas...
20130322_TorridelBenaco

Torri del Benaco es minúsculo pero precioso, menos turístico quizás que el resto, y muy auténtico, como Malcesine, o eso nos pareció (probablemente porque es donde menos turistas vimos. Vamos, que no había nadie!)

20130322_Bardolino

Bardolino ya es más grande, más turístico (o con más ambiente, según se mire). Aquí hicimos la segunda parada técnica: helado! (en honor a los niños, todo hay que decirlo, que nos rogaron encarecidamente que les trajéramos unos cuantos kilos de helado italiano como souvenir).
(Eso que se ve volando es un hidroavión teledirigido, una pasada!!!!)

... continuará.
Follow my blog with Bloglovin

16 comentarios:

  1. Qué fotos más bonitas...¿por qué no montas un curso de fotografía intensivo para mamás españolas en Múnich ;-)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te creas que no lo he pensado, ¿no te digo que estamos en la misma onda últimamente? Si hay más mamis yo lo doy todo!

      Eliminar
  2. Ay, Ana!! yo necesito estar ahí ahora mismo!! Sabes algún sistema para teletransportarme? sto es un anuncio del verano . Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también daría algo por poder teletransportarme!!!!

      Eliminar
  3. Estas fotos me han flipado! Cada día te superas!
    Monta el curso YA!
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Las fotos son estupendas....a mi me trasladan a esos preciosos lugares!!
    Me alegro de vuestra escapada de novios :)

    Buen domingo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. A este lago es al que me quiero escapar! que envidia de desconexión! Que preciosidad de sitio y de fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me lo imaginaba, no sabes qué maravilla, a ver si entre hoy y mañana termino de editar las fotos de la segunda entrega, mi ordenador va a pedales y yo me desespero!

      Eliminar
  6. Ana, que precioso tu blog ♡ llego desde Librologie e me quedo!

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho tu entrada, vamos a Verona en un mes y es una información muy interesante.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, de eso se trata! Que disfrutéis en Verona, os encantará. Saludos!

      Eliminar

¡Gracias por tu visita!

PrestaShop themes